Make your own free website on Tripod.com

Hon. Luis Munoz Marin
Related Links

HOME; BORICUAS HALL OF FAME HOME PAGE

Welcome graphic


lmm24.gif

On this site you will find the non official biography of Don Luis Munoz Marin is included. We made our best to honor a life that was completly dedicated to his country.

 

 

Luis Muñoz Marín

 

José Luis Alberto Muñoz Marín nació en el número 152 de la calle Fortaleza en el Viejo San Juan, Puerto Rico, el 18 de febrero de 1898. Hijo de don Luis Muñoz Rivera, Ministro de Gracia y Justicia durante el régimen del gobierno autonómico en 1898, y doña Amalia Marín Castilla, natural de Ponce, Puerto Rico. Doña Amalia era hija de don Ramón Marín Solá, periodista y dueño del periódico ponceño El Cronista que luego pasaría a manos de Luis Muñoz Rivera convirtiéndose este diario en La Democracia.

Sobre los primeros recuerdos de su niñez, Muñoz comenta en sus Memorias: "De mis primeras imágenes del mundo, en Caguas, recuerdo su plaza enorme de barro y árboles ralos; una "machina" de caballitos, un talabartero frente a casa que dejaba que me sentara en un coche sin ruedas y agitara las riendas colgadas de un clavo como si lo estuviera guiando; el olor a tinta y la rueda azul de una prensa de la que salía todas las tardes La Democracia; una boina blanca, flotando como una luna en el cielo invertido de una quebrada, a la que la voló el viento desde la ventana del ferrocarril que me llevaba a San Juan a tomar el barco para Nueva York."

Cursó sus primeros grados en escuelas de Puerto Rico y Estados Unidos debido a los continuos viajes de don Luis Muñoz Rivera para fundar su periódico Puerto Rico Herald, en Nueva York y luego en 1910 por su elección como Comisionado Residente de Puerto Rico. En 1908 comenzó a asistir a la escuela del pedagogo don Pedro Moczó Baniet, en San Juan, a la que le atribuye Muñoz su adelanto escolar. En 1911 comienza sus estudios en Georgetown Preparatory School, en Washington, y en 1915 estudia leyes en la sesión nocturna de la Escuela de Derecho de la Universidad de Georgetown.

Muñoz regresa con su padre a Puerto Rico, víctima de una dolencia que le aquejaba y de la cual muere el 15 de noviembre de 1916. Las honras fúnebres en torno a Luis Muñoz Rivera se extendieron por toda la Isla, impresionando a su hijo lo mucho que el pueblo de Puerto Rico lo recordaba y lo amaba.

En 1917 Muñoz escribe Borrones, su primer libro de cuentos y novelas cortas, "producto de lecturas y fantasías más que de observación de la realidad."Muñoz comentaba sobre su libro "Mi estilo--según las lecturas rápidas y variadas de la semana, o la anterior--a veces se parecía, guardando las distancias, al de Galdós, a veces al de Blasco Ibañez, a veces al de Eduardo Zamacois, a quien conocí en esos días en Nueva York. Aquel libro no era bueno."En Puerto Rico se adentra al mundo literario a través de las tertulias en varios lugares de la Isla, tanto en la Mallorquina, en San Juan como en el Café París, en Guayama. Es aquí donde conoce al poeta puertorriqueño Luis Palés Matos y al político y escritor Bolívar Pagán entre otros. Es precisamente con Bolívar Pagán que escribe un drama de un acto que giraba sobre los últimos días del poeta uruguayo Julio Herrera Reissing y que fuera ensayado por una compañía italiana que visitaba la Isla pero que no llegó a estrenarse.

La relación de Luis Muñoz Marín con el mundo literario de los Estados Unidos y de la América Latina crean en el joven un interés por desarrollar un lenguaje propio para expresar sus sentimientos en cuanto a lo aprendido de su padre y la lucha por la que peleaba. Aquella preocupación social que iba aflorando en los escritos de Muñoz Marín se convertiría en la nota predominante de toda su obra periodística y literaria. En 1918 escribe junto a Antonio Coll Vidal y Evaristo Ribera Chevremont, la novela Madre Haraposa (Páginas Rojas) en donde presentan la crueldad de la sociedad en la que viven. Debido a esta relación con grupos literarios americanos, conoció a Muna Lee, quien sería su primera esposa en 1919. Un año más tarde nace su primera hija, Munita; y en 1921, su primer hijo, Luis.

Para esta época Muñoz escribía poesías, traducciones, crítica literaria y artículos sobre temas diversos y publicó los mismos en varias revistas en los Estados Unidos como The Smart Set, The American Mercury, The New Republic, The Nation, Poetry, New York Tribune, Baltimore Sun, New York World, entre muchas otras. En 1922 inicia el envío de su columna "Desde New York" para el periódico La Democracia, rotativo fundado por su padre en 1890, y con el seudónimo de Jacinto Ortega.

 Ya Muñoz Marín poseía una conciencia política la cual iba creciendo a la vez que leía y conocía sobre la situación de los trabajadores a nivel mundial sobre todo en Puerto Rico. Según comenta Muñoz "El mundo de la política capturó totalmente mi imaginación cuando lo asocié con la justicia y la creatividad, que son, después de todo, funciones de la poesía, de la poesía que no se escribe porque se gasta toda su energía en vivirse." En 1920 Muñoz se une al Partido Socialista de don Santiago Iglesias Pantín. Fue así que Muñoz se integró al mundo político, conociendo de forma directa la problemática del trabajador olvidado por las fuerzas políticas de ese momento. En muchas ocasiones Muñoz pronunciaba discursos sobre lo que debe ser la justicia para los trabajadores afligidos por los grandes intereses. En 1931 regresa con su familia a residir definitivamente en Puerto Rico; y en 1932 se une al Partido Liberal, fundado por Antonio R. Barceló, y asume la dirección del periódico La Democracia, órgano oficial del Partido. En asamblea del Partido Liberal en el Teatro Municipal de San Juan el 13 de marzo de 1932, es nominado candidato a senador por acumulación. El Partido Liberal perdió las elecciones en 1932, pero don Antonio R. Barceló y Luis Muñoz Marín fueron elegidos como senadores por acumulación para el cuatrienio legislativo 1933-1937.

En Estados Unidos, la presidencia de Franklin Delano Roosevelt y su administración del Nuevo Trato habría de ejercer una influencia profunda en el desarrollo de las luchas políticas puertorriqueñas. Y ello se debió, en gran parte, a la calurosa acogida que se dispensó a Muñoz Marín, en representación del Partido Liberal, en influyentes círculos administrativos y legislativos del Gobierno Federal. A Puerto Rico se le extendieron facilidades para el funcionamiento del proyecto FERA (Federal Employment Relief Administration) que ofrecía miles de empleos a las personas necesitadas; se obtuvieron fondos federales para los agricultores de caña y la implantación del Plan Chardón, proyecto elaborado por los puertorriqueños Carlos E. Chardón, Rafael Fernández García y Rafael Meléndez Ramos para la rehabilitación de la agricultura.

En 1947 se aprobó en el Congreso de los Estados Unidos la Ley 447 que facultaba al pueblo de Puerto Rico a elegir su propio gobernador. En las elecciones generales de 1948 se eligió a Luis Muñoz Marín como el primer gobernador puertorriqueño elegido por el voto del pueblo de Puerto Rico, y el 2 de enero de 1949 toma posesión oficialmente del cargo. Durante este período gubernatorial de una duración de 16 años (1949-1964), se impulsó un desarrolló en el área industrial, económica, social y política del país. Se establecen para Muñoz tres grandes proyectos los cuales desarrolla durante este período: la Operación Manos a la Obra, la Operación Estado Libre Asociado y la Operación Serenidad.

Fue durante este período que se estrecharon las relaciones entre varios países de América Latina y Puerto Rico. El Gobernador Muñoz Marín cultivó una gran amistad con varios líderes democráticos latinoamericanos como el presidente de Costa Rica, José A. Figueres; el presidente de Colombia, Alberto Lleras Camargo; los presidentes de Venezuela, Rómulo Gallegos y Rómulo Betancourt; el presidente de la República Dominicana, Juan Bosch, entre otros. Fue Muñoz un verdadero conocedor de la situación de América Latina; y por esta razón, varios presidentes de los Estados Unidos le pedían asesoramiento sobre lo que debe de ser la política de los Estados Unidos en América Latina.

Muñoz fue reelegido por amplio margen en 1956. En 1960, sin embargo, se añadió un nuevo elemento a la política puertorriqueña. Los obispos católicos, al objetar la posición del Partido Popular sobre el control de la natalidad y contra la enseñanza religiosa en las escuelas públicas, declararon en una carta pastoral que era un pecado votar a favor de Muñoz Marín. Muñoz, al insistir que no hacía campaña en contra de la Iglesia sino en contra de las acciones de los obispos, resultó abrumadoramente reelegido con más del 58% de los votos.

Establecimiento del Estado Libre Asociado

Luego de ocho años en el poder, era obvio que había que encarar el problema de la condición política del país. Muñoz era partidario de que el pueblo asumiera la plena soberanía sin llegar a las fórmulas tradicionales de independencia y estadidad. El 13 de marzo de 1950 el Comisionado Residente Antonio Fernós Isern presentó en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos un proyecto de ley para autorizar al pueblo de Puerto Rico a convocar una Asamblea Constituyente para redactar su propia Constitución.

Este proyecto se aprueba el 3 de julio de 1950 convirtiéndose en la Ley 600 que disponía que al comenzar la vigencia de la Constitución que habría de adoptar el pueblo de Puerto Rico, quedarían derogadas todas las secciones de la Carta Orgánica, hasta entonces vigente, creadoras de un gobierno en Puerto Rico. Unas disposiciones restantes--las correspondientes a las relaciones de carácter federal, incluso las de orden económico y fiscal--seguirán vigentes, para formar la Ley Puertorriqueña de Relaciones Federales.

Aprobada la Ley 600 por el Congreso, aprobada en el referéndum por el pueblo de Puerto Rico el 4 de junio de 1951, dispuestas por la Asamblea Legislativa de Puerto Rico las elecciones para delegados a la Convención Constituyente y electos sus miembros por el pueblo el 27 de agosto de 1951, la Convención formuló la constitución para un estado político, creado por el pueblo de Puerto Rico a base de su derecho natural, dentro de su convenio de unión con Estados Unidos. La Asamblea Constituyente aprueba la Constitución el 6 de febrero de 1952. El estado puertorriqueño asumió el nombre de Estado Libre Asociado. Sometida la Constitución a la consideración del pueblo, recibió su aprobación en nuevo referéndum el 3 de marzo de 1952. Presentada al Congreso de Estados Unidos, de acuerdo con los términos de la Ley 600, el Congreso, mediante Resolución Conjunta (Ley 447 de 1952), aprobó la ley y el Presidente Harry S. Truman refrenda con su firma una Resolución del Congreso y se ratifica con ella la Constitución puertorriqueña el 3 de julio de 1952. El 25 de julio de 1952 el Gobernador Muñoz Marín proclama en acto público en San Juan la Constitución del Estado Libre Asociado, en donde se iza por primera vez oficialmente la bandera monoestrellada de Puerto Rico.

El 4 de mayo de 1970 Luis Muñoz Marín renunció a su escaño en el Senado y se fue a vivir a Europa a trabajar en sus Memorias. Regresó a Puerto Rico en octubre de 1972 para participar activamente en la campaña política de ese año. El Partido Popular ganó las elecciones y Muñoz Marín pasó a formar parte posteriormente de otro comité conjunto Ad-Hoc sobre el status que propuso modificaciones a las relaciones entre Puerto Rico y los Estados Unidos.

Su Muerte

El 30 de abril de 1980 murió Luis Muñoz Marín en el Hospital Mimilla en San Juan. El duelo nacional en que se sumió el país no tiene precedentes en Puerto Rico y a él se unieron seguidores de todas las tendencias políticas. El cortejo fúnebre, de San Juan a Barranquitas, al que se unieron representantes de los partidos democráticos latinoamericanos, duró 12 horas. Un periódico resumió su deceso con las siguientes palabras: "Ha muerto el último de los próceres".

 

 

 

Thanks for taking a look at this site. Be sure to get in touch with your thoughts and suggestions. I'll be updating frequently, so please check back often.